Amigos del desierto sevilla

Ver sumario. Evangelio del día. Siendo un hombre te haces Dios.

La tribuna

PPC España. El hipopótamo de Dios. Desclée De Brouwer.

La casa en el puente. Monte Carmelo. El abogado de Pablo. El día del padre. San Pablo. Cautivados por la palabra. Itinerario de una vida en misión.

El misterio en lo cotidiano. Católicos en tiempos de confusión. Ediciones Encuentro. Notas al pie.

🏜 ¡¡AVENTURAS en el DESIERTO!! 🚗💨 TRAVESÍA DUNAS Dubai en 4*4 + CAMELLOS + DANZA del VIENTRE 😂

José Lorenzo. Círculos Virtuosos.

Lo último en Vidanueva

Ricardo Medina. No basta con un click. Consulta nuestras tarifas de alojamiento! Newsletter Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las novedades y promociones especiales. Nombre Dirección de email. Cofinanciado por. Facebook Twitter.


  • Pablo d’Ors y Amigos del Desierto: cuando un libro da el salto a la vida.
  • mujeres rusas en espana buscando pareja?
  • Próximos Eventos.
  • Búsqueda y navegació de vistas de Eventos;
  • chiste bueno y corto.

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pero lo que allí vemos, por desgracia, no nos suele gustar y, por ello, desviamos la mirada y comenzamos a decir que el silencio no es lo nuestro.

Seminario en Sevilla

Si perseveramos, si no huimos de lo prosaico que en primera instancia nos ofrece el silenciamiento, tal vez llegue el día en que ese espejo se convierta en una ventana y en el que descubramos, maravillados, que hay todo un paisaje y un horizonte por contemplar. Que la vida no es sólo sota, caballo y rey , sino toda una baraja.

Que tras el recibidor de entrada había todo un castillo. Las reglas del juego de nuestras iniciaciones al desierto son cuatro. Resulta obvio que todo silencio suponga abstenerse del lenguaje oral, pero mi experiencia en estos retiros me confirma que resulta necesario explicitarlo, pues esta primera consigna es de hecho la primera que se suele olvidar. La segunda regla es no gesticular.

Pablo d’Ors y Amigos del Desierto: cuando un libro da el salto a la vida

Tercera regla: Los occidentales hemos identificado lectura con vida interior, y esa ha sido nuestra equivocación. Ocupando buena parte de la misma, los libros no agotan la interioridad. Pero el silencio no busca la riqueza interior, sino precisamente la pobreza, lo que en el budismo se llama vaciamiento y en el cristianismo olvido de sí.

Los meditadore s no nos ejercitamos en el silencio para llenarnos , sino para vaciarnos y así, vacíos, experimentar esa sed primordial que nos acerca a la Fuente.

Últimas noticias

Pasar dos días sin comunicación con el exterior es algo, por lo general, superior a nuestras fuerzas. Casi nadie sabe estar hoy un rato sin conexión a internet; eso es un hecho indiscutible, como demuestra la inmediatez con que encendemos nuestros móviles en cuanto aterrizamos y nos bajamos de un avión.

Y sin embargo, a mayor conexión con el exterior, menor con el interior. No es posible estar fuera y dentro de una casa al mismo tiempo.